Jesús Nazareno de Santa Ana

Jesús Nazareno de Santa Ana

A principios de la década de 1540, el Presbítero Juan Godínez fundó las milpas de Santa Ana, y Santa Isabel Godínez, ambas está situadas una al lado de la otra, en el extremo del valle al su oriente de la traza de la cuidad de Santiago. Esta milpa con el paso de los años llegó a convertirse en barrio de la cuidad. Debido al establecimiento temprano de este poblado, la ermita de la Señora Santa Ana fue una de las primeras en ser construida en el sitio de Panchoy; aún antes del traslado de la capital del Reino en 1543. El actual templo es una edificación de la primera mitad del siglo XVIII.

La imagen de Jesús Nazareno de Santa Ana, cuyo autor permanece desconocido, estilísticamente data probablemente de finales del siglo XVII, destacando el singular detalle de la cabellera tallada, que lo caracteriza por ser de las pocas imágenes nazarenas que conservan la talla original del cabello, pues otras esculturas contemporáneas a ella fueron modificadas para emplear cabellera de pelo natural.

Se sabe únicamente que el artista que la buriló estimó su trabajo en un canastillo de monedas de plata. Sin embargo cuando hizo entrega de la obra, los vecinos de Santa Ana se encontraron ante una escultura perfecta y de excelente acabado, cuyo asombro los llenó de gozo. Tanta fue la alegría de los vecinos que en vez de uno, como era lo convenido, gratificaron al artista con otro canastillo de monedas.

Se dijo también que por algún tiempo den la época colonial se atribuía la obra del nazareno al renombrado escultor Bernardo de Cañas, por ciertos rasgos característicos que muestra la imagen, sin embargo a través del tiempo dicha versión quedó sin efecto. De allí se desprende una leyenda donde se atribuye la obra a un indio oriundo de Santa Ana de nombre Siprión Balám y que era ayudante de Bernardo de Cañas y que por su condición de indio prefirió omitir su nombre al público.

La fecha de la fundación de la hermandad es Jesús Nazareno de Santa Ana es desconocida, pero según la tradición popular se menciona que a mediados del Siglo XIX fueron organizadas varias cofradías, con la finalidad de sostener las prácticas devocionales de religiosidad popular entre los vecinos de la aldea.

(Texto, la Hermandad)

Jesús Nazareno de Santa Ana

Jesús Nazareno de la Dulce Mirada, de la Aldea de Santa Ana

Marcha Fúnebre: Jesús de Santa Ana
Autor: Alfredo Dávila Rendón

Visite nuestra sección de Márchas Fúnebres