Jesús Sepultado de San Felipe

Jesús Sepultado de San Felipe

Jesús Sepultado de San Felipe

Diversas leyendas se han tejido en torno a la historia y origen de la imagen de Jesús Sepultado de San Felipe, pero de acuerdo a la información documental contenida en los archivos eclesiásticos, desde principios del siglo XVIII se mencionaba la existencia de dos cofradías: la del Santo Patrón, San Felipe Apóstol, y la de las Benditas Ánimas; esto no descarta que pudieran existir desde el siglo anterior. En los diversos inventarios del siglo XVIII es mencionado un Cristo o Señor Crucificado, especialmente en 1748 durante la visita pastoral del arzobispo Pedro Pardo de Figueroa, así como den las de los arzobispos Cortéz en 1769 y Francos y Monroy en 1786, esta última después de la ruina de la Capital del Reino; la primera emnciòn de un “Santo Sepulcro”, es decir un Jesús Sepultado, es en 1804 durante la visita pastoral del Arzobispo Luís Peñalver y Cárdenas; en el último inventario realizado en el siglo XIX, para el año 1869 destaca la mención del Señor Sepultado ya en el altar mayor, “…Una Ymagen del SEñor Sepultado costó cien pesos, recogidos de limosna, consta en los libros. La imagen antigua se quemó en mi tiempo. Una urna en que está colocada la Ymagen en el altar mayor. Tiene su resplandor de latòn dorado con el producto del cebo recogido en la Iglesia de las limosnas de los fieles…”. La anotación anterior fue anexada al inventario de 1856 por el cura párroco de San Sebastián, el Rev. P. Manuel Leal, destacando la información del incendio que provocó quemadura en las pantorrillas y el costo de la reparación, como quedó evidenciado durante los trabajos de restauración realizados por el Consejo Nacional para la Protección de la Antigua Guatemala durante el primer semestre de 1995.

Jesús Sepultado de San Felipe

Jesús Sepultado de San Felipe, ¡bendícenos Señor!

Marcha Fúnebre: Martirio

Autor: Alberto Velásquez Collado

Marcha Fúnebre: Cristo Yacente de San Felipe

Autor: Alberto Velásquez Collado

Escucha nuestra sección de Marchas Fúnebres: